domingo, 21 de agosto de 2016

Brasil conquistó el oro olímpico


Después de lo ocurrido en Brasil 2014 cuando los alemanes barrieron a Brasil en semifinales y los eliminaron de su propia Copa del Mundo, a muy pocos aficionados brasileños les alegró ver que la final del Torneo Olímpico de Futbol Masculino sería entre Alemania y Brasil. Era una oportunidad para reivindicarse ante su público o bien, podría convertirse en una nueva humillación.

Ninguno de los dos gigantes futbolísticos habían conquistado jamás la medalla de oro en el futbol masculino y eso hacía aún más trascendente el encuentro. Las dos más grandes potencias futbolísticas buscaban hacer historia y tratarían de llevarse la medalla de oro para su patria por primera vez en la historia.

No existe ni la menor duda de que este triunfo sabe a gloria para Brasil y aunque no pude decirse que pudiera hacer olvidar el bochornoso 7-1 con el que los alemanes los eliminaron en la Copa del Mundo, sí representa un hito en su historia ya que por fin han podido conquistar la presea que por tantos años los eludió caprichosamente ya que se habían tenido que conformar con la medalla de plata en 3 ocasiones y en otras dos más con la de bronce.

Brasil logró hacer historia y derrotó a la poderosa Alemania en el mítico Maracaná. Neymar puso al frente al conjunto brasileño al 27' con una soberbia ejecución de un tiro libre desde unos metros afuera del área alemana. El Maracaná estalló de júbilo y los cariocas mantuvieron el orden táctico con firmeza, cerrando filas e impidiendo el paso de los alemanes que buscaban, muy a su estilo, el empate.

Max Meyer, a pase de Jerermy Toljan, logró empatar el partido al 59'. Era la primera vez que la poderosa defensa brasileña era superada en el Torneo Olímpico y caló hondo en el ánimo de los brasileños que, sin embargo, se recompusieron y no permitieron más facilidades al conjunto teutón, por lo que el encuentro tuvo que definirse en la serie de penales.

Ginter puso adelante a Alemania 0-1. Renato, uno de los refuerzos brasileños para este certamen, puso el 1-1. Serge Gnabry adelantó nuevamente a los teutones, 1-2. Marquinhos puso el 2-2. Julian Brandt puso el marcador 2-3. Rafinha anotó el 3-3. Niklas Sule marcó el 3-4. Luan Viera el 4-4. Nils Petersen se enfiló al arco y falló lamentablemente para Alemania.

Ahí estaba la mesa puesta para Neymar, el héroe que había adelantado a Brasil y que estaba empeñado en darle una alegría a su enorme afición. Neymar enfiló y convirtió el penal en gol para el 5-4 que daba el oro y la gloria a Brasil y hacía estallar en júbilo nuevamente al Maracaná.

No hay comentarios:

Publicar un comentario