sábado, 20 de agosto de 2016

Veracruz 2-2 Toluca


Veracruz y Toluca empataron a 2 tantos en un partido intenso, muy disputado, con grandes emociones, polémica arbitral y, sin duda alguna, bellos goles.

Los Tiburones Rojos van tomando forma y dieron un gran partido. Los escualos presionaron fuerte al rival, corrieron de un lado al otro del terreno de juego y abrieron el marcador con un soberbio golazo. Corría el 37' cuando Adrián Luna tomó un balón en el área visitante, escapó hasta línea de fondo, recortó hacia atrás y tocó para la llegada de Gabriel Peñalba que, hasta ese momento, no había aparecido en el partido y en ese instante cambió el encuentro al recibir, alzar la vista y mandar un excelente pase para Juan Pérez que entraba por el lado izquierdo del área y, de media tijera, prendió el balón de forma formidable para anidarlo en la horquilla, lejos del alcance de Alfredo Talavera. Era el 1-0 y el Luis Pirata Fuente estalló de júbilo con su afición enloquecida que vitoreó de gran forma la anotación.

La respuesta de Toluca llegó en la reanudación del encuentro, al 46', Carlos Esquivel tomó un balón por el centro y tocó para Ernesto Vega quien retrasó para Rodrigo Gómez y este habilitó a Esquivel que había continuado con la jugada y, sin pensarlo dos veces, mandó un soberbio disparo que se anidó en la esquina superior derecha de la portería defendida por Pedro Gallese para decretar el 1-1. Dos enormes goles que por sí mismos ya valían lo que hubiera costado el boleto pero ninguno de los dos equipos estaba conforme y ambos mantuvieron el esfuerzo en busca de la victoria.

Rodrigo Gómez escapó por la banda izquierda al 59' y mandó un largo centro que buscaba el segundo poste pero se pasó y parecía controlado por la defensiva local pero, en un descuido, fue robado por Ernesto Vega quien rápidamente se acomodó y sirvió un centro a media altura y a primer poste para Enrique Triverio quien, con un magistral toque, mandó el balón al fondo de la portería veracruzana para darle la vuelta al marcador con el 1-2. Otro golazo.

El partido se hizo de ida y vuelta y la afición jarocha lo vivió intensamente. Los escualos buscaban afanosamente el empate y no dudaban en meterle más revoluciones a sus embestidas. Los Tiburones Rojos presionaban con fuerza en todos los rincones del terreno de juego y Toluca, que jamás se achiquitó, respondía valerosamente y contragolpeaban con muy buena dosis de peligro.

Cuando corría el 78' y Paulo Da Silva cometió un error, por lo que el abanderado le señaló al árbitro la pena máxima y Gabriel Peñalba no dudó en convertir el regalito en gol para poner el marcador 2-2. Cristante, técnico de los choriceros reclamó airadamente el señalamiento porque, a su parecer, la jugada jamás debió de señalarse como penal, pero el árbitro no cedió ante sus demandas y mantuvo firme su decisión.

Lucas Rodríguez, que jugaba amonestado desde el 70', se hizo expulsar torpemente con una falta innecesaria un minuto después de que su equipo empatara, dejando a los del puerto con 10 elementos cuando mejor jugaban. Con el partido caliente y los escualos en inferioridad numérica, era obvio que los Diablos Rojos aprovecharían para convertir el Luis Pirata Fuente en una sucursal del infierno para la recta final del encuentro.

Toluca se lanzó con todo al frente y cuando corría el 84', Triverio recibió un excelente pase filtrado, se quitó al arquero de los escualos y mandó el balón hacia la portería pero una excelente barrida de Matías Cahais impidió que el esférico se colara al fondo de las redes y, aunque los mexiquenses reclamaban que el balón había rebasado la línea de gol, el marcador se mantuvo 2-2 y los Tiburones Rojos, pese a un sin número de sustos y a una gran dosis de sufrimiento, lograron rescatar un meritorio empate en el bello y heroico puerto de Veracruz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario