miércoles, 17 de agosto de 2016

Joao Havelange


El martes 16 de agosto de 2016 falleció lamentablemente Jean Marie Faustin Godefroid de Havelange, mejor conocido como Joao Havelange, ex presidente de la Federación Internacional de Futbol Asociado, FIFA y ex dirigente del Comité Olímpico Internacional.

En su juventud destacó en los deportes, pero paradójicamente no en el futbol sino más bien en waterpolo y natación. Su desempeño como nadador lo llevó a participar en los Juegos Olímpicos de Berlín, en 1936 y en 1952 formó parte de la selección de Brasil de waterpolo que compitió en Helsinki.

Incursionó como dirigente en el balompié, de 1958 a 1975 fue presidente de la Confederación Brasileña de Deportes, de 1955 a 1963 formó parte del Comité Olímpico Brasileño y a partir de 1974 tomó las riendas del futbol al llegar a la presidencia de la FIFA.

La gestión de Havelange se distinguió por la apertura y propagación del balompié, al que convirtió rápidamente en el deporte más popular del mundo, logrando la afiliación de muchos más países y ampliando la participación de equipos para la Copa del Mundo. Promovió agresivamente al futbol e involucró a poderosos patrocinadores para financiar tanto a la Copa del Mundo como a la FIFA, creando un poderoso conglomerado y aumentando cada vez más las ganancias para sustentar un rápido y sostenido crecimiento que rebasó por mucho cualquier expectativa.

Fue bajo su mando cuando el futbol pasó del romanticismo de unos cuantos a la conquista de las masas en el mundo. Se registró un crecimiento sin precedentes y, con la ayuda de grandes empresas transnacionales y corporativos de telecomunicaciones, el balompié se popularizó a nivel mundial trascendiendo fronteras y continentes.

En paralelo, las ambiciones de Havelange nunca mostraron límites. Sus pactos siempre tuvieron características monopólicas y era común ver que apoyara sin restricciones a sus amigos pero también que hundiera sin consideraciones a sus enemigos. Manejó la FIFA como una empresa personal y sus convenios con los grandes corporativos que hicieron crecer enormemente la popularidad del futbol, también fueron muy criticados debido a escándalos con sobornos y corrupción.

Las acusaciones le seguían a lo largo de su trayectoria. Fue acusado de todo tipo de cosas, desde tráfico ilegal de armas, violación de embargos para la venta de armas y municiones, sobornos, corrupción, cobro de cuotas ilegales para garantizar favores y muchas otras cosas más.

En alguna ocasión tuvo que presentar un informe sobre sus actividades en el parlamento de Brasil y, cuando ya corría el 2013, se vio forzado a dimitir al puesto de presidente honorario de la FIFA, al ser declarado culpable por el Comité de Ética por recibir sobornos cuando estalló el conocido escándalo de ISL que, por cierto, ese caso es muy similar a algunos de los casos en los que se ha acusado a algunos dirigentes de CONMEBOL que incluso hoy purgan condenas en prisión.

Joao Havelange sufrió una neumonía que lo llevó a la muerte el martes 16 de agosto de 2016. Descanse en paz un visionario que ayudó a elevar y propagar la popularidad del futbol convirtiéndolo en el deporte más popular del mundo. Un héroe visionario que elevó al futbol a alturas insospechadas pero también un villano para quien el fin podía justificar los medios y jamás le puso límites a sus ambiciones. Descanse en paz Joao Havelange.

No hay comentarios:

Publicar un comentario