domingo, 7 de agosto de 2016

Veracruz 2-4 América


Las Águilas del América, que en esta ocasión salieron al terreno de juego vestidos de rojo y blanco, tuvieron un pésimo comienzo pero supieron aprovechar los errores de los Tiburones Rojos para darle la vuelta a un 2-0 adverso y sellaron con 2-4 una importante victoria que los catapulta momentáneamente hasta el 3er puesto de la tabla del Apertura 2016 al alcanzar las 9 unidades.

Los escualos saltaron al terreno de juego convencidos para aprovechar su condición de locales y se lanzaron al frente con sus mejores fuerzas mientras que los americanistas trataron de plantarse bien atrás para contragolpear y aceptaron la apuesta, cediendo la iniciativa al equipo local pero en el pecado llevaron la penitencia ya que, cuando apenas corría el 11', Peñalba le ganó un balón a Pimentel y cedió con la cabeza para Adrián Luna que enfiló en medio de dos centrales americanistas para escaparse por velocidad, dejar atrás a Moisés Muñoz y tocar suave y cruzado al segundo palo para abrir el marcador. En el festejo, Luna cometió su primer error: se quitó la camisa y recibió una amonestación.

La velocidad de los escualos estaba haciendo estragos en la zaga americanista, acostumbrada a jugar con 3 centrales, y los pases a las bandas obligaban a abrir el campo y situaban fuera de su hábitat a los defensivos. Sambueza recibió una amonestación por una dura entrada por atrás al 8' y, para colmo de males, Pimentel fue expulsado por una fuerte entrada al 18'. Si bien el zaguero americanista puede argüir que fue al balón, lo cierto es que utilizó fuerza excesiva y se llevó "de corbata" al delantero del conjunto jarocho por lo que el árbitro decretó la tarjeta roja directa y lo expulsó del terreno de juego.

Veracruz era amo y señor del esférico y dominaba a un replegado América que se apertrechaba sumando mucha gente en la defensa y buscaba una buena oportunidad para contragolpear pero la estrategia pareció venirse abajo cuando corría el 36' y Julio Furch aprovechó un balón que había rebotado en la mano de un americanista para controlar, girar y mandarlo al fondo de las redes para el 2-0.

El mundo parecía caer sobre la cabeza de Ignacio Ambriz y sus americanistas. El público festejaba y parecía oler una goleada pero, muy pronto, todo cambió y los visitantes lograron salir del atolladero. Corría el 38' y Rubens Sambueza tomó un balón a tres cuartos de cancha y de espaldas a la portería. El experimentado mediocampista azulcrema vio venir a un defensor y simplemente cubrió el esférico con el cuerpo. Adrián Luna fue con todo y golpeó a Sambueza por atrás, ganándose la expulsión y dejando a su equipo, en su mejor momento, con 10 hombres en el terreno de juego. Ahora tanto americanistas como jarochos, tenían 10 y el encuentro se volvía a nivelar.

Si bien el América no despertó con la expulsión de Luna, los escualos sí bajaron la intensidad del partido y comenzaron a verse nerviosos, cometiendo errores y demostrando una enorme falta de confianza. Fue precisamente en un grave error del arquero jarocho, Pedro Gallese, lo que despertó por fin a los emplumados. El arquero peruano recibió un balón retrasado por un zaguero y quiso despejar pero le pegó horriblemente mal al esférico, rebanándolo y dejándolo para Darwin Quintero que lo recuperó para las Águilas, enfiló a la portería y cedió para la entrada de Silvio Romero quien simplemente empujó para acercar a su equipo 2-1 al 42'.

Para la segunda parte, la actitud del Veracruz ya era otra. Ahora esperaba con toda su gente atrás y el América era el que tenía el balón a sus pies y mandaba en el campo, empujando con fuerza aunque sin mostrar mucha idea. Cuando corría el 49', un largo balón desde el medio campo llegó a los linderos del área donde un americanista ganó en el salto a la defensa y cabeceó hacia el centro donde Silvio Romero controló con maestría, giró y tocó suave y muy bien colocado par el 2-2.

El partido comenzó a vivir momentos emocionantes ya que ambos equipos se partieron buscando el contragolpe a gran velocidad. Pablo Marini buscó apuntalar la media cancha y mandó a Fernando Meneses al terreno de juego al 54' pero lamentablemente no duró casi nada y al 56' salió expulsado por una dura entrada en la que pisó en ambas piernas a un americanista y se ganó justamente la tarjeta roja, dejando ahora a su equipo con 9 en el terreno de juego y con un hueco en el medio campo.

Ambriz mandó al terreno de juego a Renato y este le agradeció con un gran gol. Corría el 73' y Renato controló en el medio campo, avanzó y tocó para Darwin Quintero quien vio que su coequipero acompañaba la jugada y cedió rápidamente para Renato quien se acomodó y mandó un disparo raso que venció a Gallese para anidarlo en el fondo de las redes y marcar el 2-3 ante la mirada atónica del conjunto jarocho que no entendía como un partido que parecía controlado se había complicado tanto.

Veracruz intentó acercarse y el partido se tornó en un ir y venir a gran velocidad con contragolpes por ambos bandos pero fueron los americanistas los que supieron aprovechar mejor las condiciones del partido y Osvaldo Martínez mandó un gran pase para Darwin en un vertiginoso contragolpe al 89' para que este marcara el definitivo 2-4 y sentenciara por fin el partido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario