jueves, 11 de agosto de 2016

Corea del Sur 1-0 México


El sueño de traer a México una medalla llegó a su fin para la Selección Olímpica de Futbol al caer por la mínima diferencia ante Corea del Sur y combinarse el resultado con la histórica goleada de Alemania a Islas Fiyi por 10 tantos contra 0.

Corea del Sur comenzó mejor y mandó el primer aviso sobre la portería mexicana pero poco a poco los pupilos del Potro Gutiérrez se fueron asentando mejor en el terreno de juego y comenzaron a hacer circular el esférico por las bandas con la intensión de superar a la fuerte defensiva surcoreana. México buscaba perforar el fuerte muro defensivo que plantearon los surcoreanos pero era rebotado una y otra vez sin lograr verdadero peligro sobre la puerta contraria.

Si bien los mexicanos tenían más tiempo el balón, no creaban peligro y Raúl Gutiérrez decidió hacer un movimiento y, para la segunda parte, hizo ingresar a Hirving Chucky Lozano quien desde que pisó el césped dio claras muestras de su habilidad y comenzó a desestabilizar a la defensiva contraria que, al verse superada, no dudaba en meter la pierna fuerte para frenar los avances mexicanos.

Cisneros estrelló un fuerte disparo en un poste y México parecía crecer pero fue sorprendido por Changhoo Kwon quien, con un soberbio disparo al 77', puso el balón en el ángulo y superó a Talavera con el único gol del partido.

Raúl Gutiérrez echó mano de la banca y mandó al campo a Raúl López y Carlos Fierro, quienes acababan de llegar como refuerzos ante las bajas por lesión de Oribe Peralta y Rodolfo Pizarro, pero si bien los mexicanos siguieron insistiendo, jamás lograron superar el complejo jeroglífico presentado por los surcoreanos y terminaron siendo eliminados de los juegos olímpicos en la primera ronda.

En los minutos finales se pudo ver a una selección mexicana volcada al frente con desesperación y a los surcoreanos defendiendo con todo su ventaja. La desesperación fue cundiendo y terminó estallando con la expulsión de Hirving Lozano en el tiempo añadido por el árbitro. El habilidoso delantero terminó por explotar tanto por la impotencia como por los muchos golpes recibidos por la defensiva contraria y abandonó el terreno de juego cuando ya faltaban unos instantes para la finalización del partido.

Así las cosas, México sigue viendo caer una por una sus esperanzas de medalla en la justa olímpica y los malos manejos previos, en la etapa de preparación, se hacen cada vez más notorios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario