jueves, 24 de septiembre de 2015

Athletic 1-2 Real Madrid


El Real Madrid capitalizó los errores del Athletic para derrotarlo por 2 goles contra 1 en San Mamés y, de paso, tomar el liderato de la Liga BBVA junto con Celta de Vigo y Villarreal, todos con 13 puntos pero con los merengues en la punta por diferencia de goles, aprovechando la dura caída del Barcelona.

El partido fue muy parejo y fuertemente disputado. Con poca claridad para ambos conjuntos que parecían enfrascados en una guerra de desgaste que daba pocos espacios libres para las jugadas de gol en ambas poterías.

La balanza comenzó a desnivelarse al 19' cuando Mikel San José cometió un grave pecado que permitió a los merengues irse al frente en el marcador. Gorka Iraizoz sirvió un saque de meta apoyándose con su compañero San José que se encontraba al borde del área grande y este, teniendo tiempo y espacio, tomó la decisión de regresarle el balón al arquero pero lo hizo de forma deficiente, muy suave y lento, cosa que aprovechó Karim Benzema para robarlo y empujarlo hacia el fondo de la portería del Athletic para poner el marcador 0-1.

El Athletic se había mostrado superior en el arranque del partido. La única aproximación de los merengues hasta ese momento había sido un tiro libre de Cristiano Ronaldo que se había ido por un costado. La estrategia de Ernesto Valverde había resultado y el 4-2-3-1 empleado por el Athletic parecía tener controlado al 4-3-3 por el que apostó Benítez para el Real Madrid.

La jugada hizo despertar al Real Madrid que había estado dormido. Los engranajes merengues comenzaron a funcionar y las incorporaciones de los defensas comenzaron a rendir frutos y el partido se destrabó ya que el Athletic no bajó los brazos y también hizo su lucha por conquistar el empate, poniendo a trabajar a Keylor Navas que sacó un remate de cabeza casi a quema ropa al 41' que parte del público ya cantaba como gol.

Kovacic, Kroos y Modric formaron un triángulo que comenzó a taladrar a la defensiva bilbaína y a punto estuvo el Real Madrid de aumentar su ventaja antes de la finalización del primer tiempo pero una excelente intervención de Iraizoz impidió el desaguisado cuando Kovacic mandó un potente fogonazo desde dentro del área.

El Athletic conquistó el ansiado empate cuando ya corría el 67' por conducto de Sabin quien cabeceó un gran centro de Susaeta que le había ganado la espalda a los defensivos merengues y se había colado al área peligrosamente.

La respuesta del Real Madrid no se hizo esperar y cuando ya corría el 70', Isco recibió el balón estando solo por la banda derecha, se enfiló al área y justo al entrar en ella mandó un tiro raso que pasó por debajo de las piernas de un defensa y fue a caer al borde del área chica donde Benzema se adelantó a la pierna de Ronaldo para empujar el esférico al fondo de la portería del Athletic para poner el marcador 1-2 y devolverle la ventaja a la visita.

El Athletic, pundonoroso y obcecado, volvió a la carga, empujando con fuerza sobre un Real Madrid que supo emplear el músculo y solventar con buenas coberturas la lentitud de su zaga central donde Pepe y Varane sufrían una y otra vez ante la movilidad y picardía de Susaeta, que al 80' cedió su lugar a Ibai Gómez, Aduriz y, posteriormente Kike Sola.

Aunque faltos de brillantez, perduró la solvencia defensiva y el Real Madrid logró conquistar una victoria en el duro campo de San Mamés que le permite arrebatarle el liderato a un Barcelona que, por combinación de resultados, bajó hasta el 5o puesto .

No hay comentarios:

Publicar un comentario