sábado, 12 de septiembre de 2015

Espanyol 0-6 Real Madrid


El Real Madrid se sirvió con la cuchara grande para pasarle por encima al Espanyol en el Power8 Stadium con 4 goles de Cristiano Ronaldo y una destacada actuación de Gareth Bale, justo lo que el Madrid necesitaba para por fin despertar realmente.

Ha sido un frío comienzo para Cristiano, quien ya había habituado a los seguidores merengues a un promedio de goles por partido altísimo pero que había perdido de vista la portería contraria en más de un mes, algo insólito si revisamos su carrera. Rafa Benítez optó por el 4-3-3 que tan buenas cuentas le había rendido en el arranque de la temporada anterior a su antecesor Ancelotti y tanto Modric como Bale hicieron girar el engranaje y sirvieron excelentes pases para un Cristiano que por fin se ha encendido para tranquilidad y alegría del cuerpo técnico madridista.

Sergio González, técnico del Espanyol, sabedor del barril de pólvora sobre el que se tendría que sentar su equipo, preparó una doble línea defensiva para retener al Real Madrid pero el inventó estuvo muy lejos de funcionar ya que los merengues rompieron fácilmente la muralla con los pases filtrados por Modric y la movilidad mostrada tanto por Cristiano como por Benzema y Bale que estuvieron muy activos.

Cuando apenas corría el 7', Luca Modric mandó un pase filtrado por la izquierda a Cristiano Ronaldo que escapó, se acomodó y perfiló para tocar suave con la pierna derecha, cruzando su disparo hacia el poste contrario para vencer a Pau López y marcar el 0-1.

El Espanyol intentó plegarse y presionar al Madrid para forzar la pérdida de balones pero lamentablemente no tomaron en cuenta la velocidad y movilidad de su delantera que aprovechó los espacios otorgados y se lanzó con rápidos y mortales desplazamientos para acribillar a la defensiva de los periquitos.

Otro pase filtrado, ahora para Gareth Bale, forzó el 2o gol merengue cuando Álvaro trabó al galés en el interior del área para una pena máxima que Cristiano convirtió en gol al 17' con una buena ejecución. El propio Bale sirvió en bandeja de plata para Cristiano que se adelantó inteligentemente a un defensa para empujar el esférico al fondo de la portería local y anotar el 0-3 al 20'.

El Real Madrid mantuvo el hambre de gol unos minutos más y Gareth Bale volvió a perforar a la defensiva de los periquitos arrastrando el balón y combinando con Cristiano Ronaldo que sirvió para Benzema para el 0-4 al 28'. Los visitantes, que en esta ocasión utilizaron un uniforme gris, le pasaban por encima a un desconcertado Espanyol que no atinaba ni a contener los embates del equipo visitante.

El Real Madrid bajó por fin la intensidad del juego y cedió el protagonismo a un Espanyol que si bien controló más tiempo el balón a partir de ese momento, jamás encontró la profundidad requerida para hacer daño y las pocas veces que logró superar a la defensiva visitante, falló incluso a boca de jarro.

Para la segunda parte, Benítez le dio descanso a Modric quien fue sustituido por Kovacic al 56' y el Real Madrid bajó incluso más el ritmo pero aun así se dio tiempo para poner el marcador 0-5 con otra anotación de Cristiano Ronaldo en una jugada que nació en los pies de Isco que tocó suave para el movimiento por la derecha de Bale que alzó la vista y sirvió para Cristiano que simplemente empujó el esférico desde el área chica para anotar cuando corría el 62'.

Benítez le dio descanso entonces a Sergio Ramos que había sufrido un fuerte golpe desde la primera parte y ya se había quedado en la delantera desde hacía algunos minutos. En su lugar entró Varane y corría entonces el 74'.

Cuando ya corría el 81' y todo parecía en calma, Gareth Bale tomó un balón por la banda derecha, le dio un pase suave a Lucas Vázquez y esté habilitó a Cristiano Ronaldo que, sin marca, empujó de nueva cuenta el esférico al fondo de la portería local para el 0-6 que terminaba de enterrar a unos periquitos que ya no querían queso sino salir de la ratonera.

Los minutos restantes fueron transcurriendo con el balón en los pies del Espanyol pero ya sin ganas de avivar el avispero de nueva cuenta, por lo que el marcador ya no se movió más y el partido terminó con un aplastante 0-6 del Real Madrid sobre el Espanyol en Barcelona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario