domingo, 26 de junio de 2016

Croacia 0-1 Portugal


La selección de Portugal eliminó en octavos de final a su similar de Croacia con un solitario gol al 117' luego de un partido muy parejo e igualado que había comenzado con una nivelación de fuerzas tal que ningún equipo logró crear verdaderas ocasiones de peligro en el tiempo reglamentario pero que terminó de una forma realmente vibrante en la recta final de los tiempos extra.

Croacia comenzó mejor y retuvo más tiempo el balón con un 58% de posesión en tiempo regular pero esto no fue suficiente para crear ocasiones de peligro ya que la bien plantada defensiva portuguesa supo nulificarlos. Los croatas mandaron el primer aviso, algo velado, hasta el 20', los portugueses respondieron con un cabezazo de Pepe en una jugada a balón parado unos minutos después y los croatas volvieron a mandar un remate que salió desviado de la portería lusitana. El tiempo transcurría y ningún equipo encontraba alguna grieta por dónde colarse y crear verdadero peligro.

Pese a esta situación de igualación y anulación entre ambos cuadros, ni Anti Cacic ni Fernando Santos hicieron modificaciones para la segunda parte y Croacia mantuvo el 4-2-3-1 y Portugal el 4-4-2, por lo que el guion no varió sustancialmente. Sin embargo, cuando ya corría el 50', Santos se decidió a sacar a Andre Gomes y sustituirlo por Renato Junior Luz Sanchez, un mediocampista de apenas 18 años y a punto de cumplir 19, nueva y flamante contratación del Bayern de Múnich, que supo darle mayor claridad a los avances lusos. Renato Sanches le cambió positivamente la cara a Portugal y logró darle otra dimensión a los ataques lusos. Sin duda el cambio terminó pesando en el partido.

Croacia y Portugal siguieron estudiándose, avanzando y peleando en el medio campo pero sin claridad al frente mientras los minutos seguían transcurriendo y ya en la recta final del encuentro se hicieron nuevos movimientos. Santos, el técnico portugués optó por hacer ingresar a Ricardo Quaresma en sustitución de Joao Mario, un veterano delantero por un joven centrocampista y, con ello, por fin una modificación en el parado de Portugal y compañía para la solitaria figura de Cristiano Ronaldo que había bregado en soledad por el ataque lusitano. Un minuto después, al 88', Ante Cacic tuvo que sustituir a Mandzukic por Nikola Kalinic debido a que el ariete del Atlético de Madrid había recibido un fuerte golpe unos minutos antes e incluso el partido se detuvo unos instantes para revisar a Mandzukic.

El tiempo regular e incluso el primer tiempo extra finalizaron sin grandes emociones, pero ambos equipos resguardaban lo mejor para la recta final y en cuanto silbó el árbitro para el segundo tiempo extra los croatas dejaron en claro que no querían definir el partido en penales y se lanzaron con todo hacia el frente.

Danilo entró al 108' en sustitución de Silva y Croacia respondió haciendo ingresar a Pjaca, un delantero, en sustitución de Rakitic al 110'.

Después de un centro en el que Rui Patricio se pasó de largo, dejando su portería abierta y salvándose únicamente por la mala puntería del cabezazo del delantero croata, Ivan Perisic volvió a intentarlo y ahora su cabezazo se estrelló en la base del poste de la portería lusa luego de ser ligeramente desviado por Rui Patricio. El balón fue rescatado por Cristiano Ronaldo que había bajado hasta tres cuartos de cancha para ayudar a sus compañeros en labores defensivas y de inmediato tocó para Renato Sanches quien condujo con velocidad e inteligencia para apoyarse con Nani que entró al área croata por la banda izquierda y mandó un tenue pase para Cristiano que había corrido guardando su posición para evitar caer en fuera de lugar y efectuó un disparo cruzado que obligó a Subasic a rechazar hacia un costado pero para su mala fortuna, Ricardo Quaresma apareció puntual a la cita para simplemente empujar con la cabeza el esférico e introducirlo al fondo de la portería croata para el 0-1 al 117'.

Croacia no se dio por vencido y de inmediato volvió a la carga obligando a Portugal a defenderse hasta con las uñas en los minutos finales del segundo tiempo extra. Los lusos se atrincheraron bien y sellaron a piedra y lodo la portería para evitar, no sin una buena dosis de sufrimiento, resguardar la victoria y eliminar a Croacia para avanzar a cuartos de final donde tendrán que enfrentarse a Polonia que dio cuenta en serie de penaltis a Suiza luego de igualar a 1 gol por bando en tiempo regular y tiempos extra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario