miércoles, 22 de junio de 2016

Croacia 2-1 España


La Selección de Croacia derrotó sorprendentemente a España por 2 goles contra 1 y, de paso, le arrebató el primer lugar del Grupo D de la EURO Francia 2016. La Roja tendrá ahora que enfrentar a una de las favoritas, Italia, en octavos de final mientras que los croatas jugarán contra un, seguramente más cómodo, tercer clasificado.

Vicente del Bosque mantuvo a su alineación titular que había ganado los dos principales compromisos en esta EURO 2016 y que tan buenos comentarios había recibido de los expertos y dominó de nueva cuenta el partido pero terminó por perder la batalla ante un bien plantado cuadro croata que supo aguantar y contragolpear eficazmente. Los ibéricos dominaron con un 59% de posesión y si bien tuvieron 10 remates a gol (8 de ellos desviados), los croatas lograron disparar más veces a la puerta defendida por David De Gea.

Croacia salió a presionar a España desde el silbatazo inicial pero los españoles mantuvieron el control del balón y muy pronto elaboraron una excelente jugada que les brindó un gran gol. Sergio Ramos combinó con Busquets quien mandó un pase filtrado buscando a Morata que fue desviado por la defensa croata y cayó a los pies de David Silva quien rápidamente habilitó a Cesc Fábregas que había salido como tromba para romper el muro defensivo croata y tocó hacia el centro donde Álvaro Morata simplemente empujó el balón al fondo de la portería luego de superar por velocidad y reacción la barrida de un defensa. Era el 0-1 a favor de España y aún corría el 7'. Sin duda un inicio halagador.

Los croatas dieron un primer aviso al 14'. España controlaba el esférico y el ritmo de juego pero en lugar de rematar a su presa decidió hacer circular el balón, administrando fuerzas y retrocediendo. En un pase retrasado a De Gea, Nikola Kalinic presionó y forzó al arquero español a regalar el esférico a Ivan Rakitic quien mandó un disparo suave y bombeado que se estrelló en el travesaño antes de volver a caer a las manos de De Gea.

España no aprendió la lección y mantuvo la estrategia, tal vez más preocupado por enfriar al rival que por rematarlo y en el pecado llevó la penitencia. Croacia fue cobrando confianza poco a poco y pese al dominio español que parecía por momentos marearlos. Los excesos de confianza comenzaron a aparecer y Croacia estuvo a punto del empate en más de una ocasión al robar importantes balones cuando los españoles intentaban salir jugando pero no fue sino hasta el 45' cuando Perisic se escapó por la banda izquierda y habilitó a Nikola Kalinic para el 1-1.

Vicente del Bosque sabía que su equipo no estaba funcionando como en los dos primeros compromisos y pese a eso no hizo cambios en el descanso y se esperó hasta el 60' para ingresar a Soriano por Nolito. Un mediocampista en sustitución de un delantero. La idea era clara, controlar el medio campo y frenar los rápidos y peligrosos avances del equipo contrario. Al 67' ingresó Aduriz en sustitución de Morata para darle más profundidad al ataque y muy pronto, aunque de forma injusta, pudo obtener ventaja con una pena máxima que no existía pero Sergio Ramos estrelló su disparo en el portero y el empate se mantuvo. El árbitro cometió un doble error ya que el penal no era pero tampoco se atrevió a repetirlo pese a que el arquero croata se adelantó varios metros para achicarle el ángulo a Ramos y detener el disparo.

España seguía controlando más tiempo el balón pero Croacia mordía y robaba balones para lanzarse a contragolpes  creando más peligro sobre la portería española que el que buscaban generar los ibéricos. Del Bosque mandó a Thiago en sustitución de Fábregas al 84' en busca de mayor control en el medio campo pero un vertiginoso contragolpe arruinó sus planes y mandó al segundo puesto del grupo a España. El balón llegó a los pies de Kalinic quien condujo unos metros antes de habilitar a Perisic que se escapó por la izquierda superando a los 5 defensores españoles que corrían para atraparlo. El croata mandó un toque raso y bien colocado que venció a De Gea para el 2-1 que le daba la vuelta al marcador.

Ante Cacic no lo dudó ni un instante y casi de inmediato mandó a Kramaric y Cop para montar una férrea defensa que impidiera cualquier reacción de los españoles que de inmediato se lanzó con todo en busca del empate pero no encontró ideas para superar la barrera croata y no pudo impedir la dolorosa derrota.

No hay comentarios:

Publicar un comentario