domingo, 19 de junio de 2016

México 0-7 Chile


La Selección Nacional de Chile arrolló de fea forma a su similar de México y le propinó una histórica goleada de 7 goles contra 0 en el Levi's Stadium de Santa Clara, California para conquistar el pase a semifinales, donde se enfrentarán ahora a Colombia.

La principal virtud de La Roja fue la presión alta con la que castigó a México y provocó un sinfín de imprecisiones que le valieron cualquier cantidad de jugadas de peligro y, sobre todo, goles. En esta ocasión, las constantes rotaciones le pasaron la factura a México que había salido avante pese a las muchas fallas defensivas mostradas en partidos anteriores.

Juan Carlos Osorio volvió a mover tanto a los hombres utilizados como el parado del equipo pese a que había enfrentado a Chile hace apenas unos días mientras que Chile mantuvo a su cuadro estelar y únicamente hizo algunas adecuaciones. El parado de La Roja volvió a ser el mismo pero ahora sí hizo la presión alta que tantos frutos de rindió en la pasada edición de la Copa América en la que se coronó campeón mientras que el Tri cambió de gente y modificó el parado del equipo.

Osorio mandó ahora un 4-3-3 con Ochoa en la portería, Néstor Araujo y Héctor Moreno en la defensa central, Paul Aguilar y Miguel Layún en los laterales, Jesús Dueñas en la media de contención, Andrés Guardado y Héctor Herrera abiertos a los lados y arriba con Hirving Lozano, Jesús Corona y Chihcarito.

Juan Antonio Pizzi también apostó por el 4-3-3 con Claudio Bravo en la portería, Gonzalo Jara y Gary Medel en la defensa central, Jean Beausejour y José Fuenzalida en los laterales, Marcelo Díaz, Charles Araguiz y Arturo Vidal en la media cancha y Eduardo Vargas, Alexis Sánchez y Edson Puch en la delantera.

La Roja atacó por las bandas con Beausejour y Fuenzalida como arietes que se sumaban una y otra vez al ataque y fue precisamente por ahí donde se gestó el primer gol del partido. Corría el 16' y luego de intentar penetrar por la derecha, el balón fue retrasado para Marcelo Díaz que mandó un fuerte disparo sobre la portería de Guillermo Ochoa quien rechazó hacia su costado derecho pero para su mala fortuna, el esférico cayó a los pies de Puch quien, solo y sin marca en el área, simplemente lo empujó para poner el marcador 0-1.

La Roja no aflojó y mantuvo tanto la presión sobre los mexicanos como la incorporación de sus laterales al ataque, por lo que controló más tiempo el balón e impuso sus condiciones ante un desconcertado México que buscaba defenderse para evitar más goles y trataba de construir contragolpes con largos trazos.

Cuando corría el 44', Jean Beausejour se incorporó por la banda izquierda, tocó para Alexis Sánchez que había corrido hacia línea de fondo y este mandó un pase raso para Eduardo Vargas que se logró adelantar sobre su marcador y fusiló a Guillermo Ochoa para el 0-2.

Juan Carlos Osorio reconfiguró a su equipo en el medio tiempo pero tuvo una mala lectura del partido y sus cambios simplemente terminaron de hundir al equipo mexicano. Carlos Peña entró en sustitución de Jesús Dueñas, con lo que la media cancha perdió aún más recuperación y también mandó al campo a Raúl Jiménez como extremo derecho en sustitución de Hirving Lozano y esto lo terminó agradeciendo Beausejour quien siguió mandando en la banda izquierda a placer y sus incorporaciones continuaron siendo muy peligrosas para México.

Chile saltó al terreno de juego decidido a finiquitar el partido y muy pronto logró su cometido. Corría el 49' y Arturo Vidal recibió un balón en el interior del área tricolor, lo controló, giró y esperó a que Alexis Sánchez se moviera para darle un pase raso y fuerte que el ariete andino convirtió en gol sin dificultades para poner el marcador 0-3.

El gol significó un derrumbe para México que decayó ostensiblemente y esto fue cabalmente aprovechado por La Roja que se lanzó inmisericorde sobre su víctima para convertir el 0-4 al 52' por conducto de Eduardo Vargas a pase de Alexis. Vargas volvió a aprovechar las facilidades otorgadas por la titubeante defensiva tricolor para poner el marcador 0-5 al 57'.

Ante la avalancha de La Roja, Osorio mandó a Diego Reyes a reforzar la defensa en sustitución de Jesús Corona que había deambulado por la banda izquierda perdido ante el vendaval andino pero el cambio tampoco sirvió de mucho y cuando corría el 74' Vargas puso el marcador 0-6 y al 87' Puch el 0-7 que sellaba la peor goleada en la historia del conjunto tricolor y, por supuesto, su eliminación de la Copa América Centenario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario