lunes, 20 de junio de 2016

Suiza 0-0 Francia


Francia y Suiza se enzarzaron en un fuerte duelo lleno de vértigo y músculo pero tal vez carente de futbol y terminaron empatando sin goles para clasificar como primero y segundo lugares del Grupo A respectivamente. Francia terminó la fase de grupos con 7 unidades, Suiza en segundo con 5 puntos, Albania, la gran sorpresa, tercero con 3 y Rumania en el fondo con 1.

Didier Deschamps mandó al terreno de juego su acostumbrado 4-3-3, haciendo a un lado el 4-2-3-1 que tan poco rindió ante Albania, pero en esta ocasión mandó a Gignac y Griezmann dese el inicio para darle descanso a sus titulares. Por Suiza, Vladimir Petkovic envió un 4-2-3-1 que buscaba contrarrestar la fuerza y el empuje francés, en lo que fue el duelo físico entre ambas selecciones.

Francia controló más tiempo el balón pero el partido fue básicamente de un ir y venir desenfrenado, sin pausas ni grandes jugadas desequilibrantes. Ambos cuadros buscaban superar al rival por velocidad y fuerza más que por asociación y técnica. La presencia en las áreas era continua pero las jugadas de peligro escaseaban y los franceses terminaron disparando 15 veces a puerta mientras que los suizos únicamente 3.

Si bien Sagna y Evra tienen gran capacidad para irse al frente, en la selección gala esto no suele ocurrir y más bien prefieren pasar rápido para que Griezmann y Coman, los extremos, hagan los desbordes y busquen a Gignac, quien en esta ocasión fue el eje del ataque. La velocidad es tal, que se pierde gran cantidad de balones y Suiza empleó básicamente los mismos principios ya que cada vez que recuperaba el esférico se lanzaba vertical y vertiginosamente hacia el campo contrario en busca de un contragolpe.

Gignac y Griezmann entusiasmaron a la afición gala con intentos pero no tuvieron suerte y el marcador no se movió. De los 15 disparos franceses, 7 fueron a puerta, pero todos fueron bien resueltos por Sommer, el arquero suizo, que tuvo una gran actuación y se mostró solvente para mantener su arco en ceros.

Para la segunda parte, cuando ya corría el 63', Deschamps optó por hacer ingresar a Payet en sustitución de Coman, para darle más profundidad a Francia aunque a costa de velocidad y vértigo. El cambio estuvo a punto de funcionarle al técnico de la selección gala pues el recién ingresado estrelló un remate en el poste al 76', pero portero sin suerte no es portero y Sommers logró mantener su marco a salvo.

Al 78' ingresó Matuidi, un mediocampista, en sustitución de Griezmann, un delantero, con la clara intención de bajar un poco la velocidad y buscar más precisión en los ataques pero ninguno de los dos equipos logró hacerse daño y terminaron firmando un empate que mantenía el estatus quo e hizo buenos los pronósticos en el grupo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario