jueves, 16 de junio de 2016

Francia 2-0 Albania


La Selección de Futbol de Francia conquistó el pase a cuartos de final al derrotar por 2 goles contra 0 a su similar de Albania en un partido por demás complicado en el que los franceses dominaron ampliamente pero se toparon con una bien pertrechada Albania que logró revolverse para mantener el 0-0 durante 90 minutos pero justamente cuando corría el 90', Adil Rami, un defensa central que ya se había ido al ataque, tomó un balón por la banda derecha y mandó un magnífico centro al área donde Antoine Griezmann cabeceó de gran forma para anotar el primer gol galo.

Albania, sabedor de sus propias limitaciones, no se anduvo por las ramas y se plantó con un doble muro defensivo que incluía a 9 jugadores, dejando únicamente en el frente a Armando Sadiku quien tenía que luchar contra toda la defensiva del equipo galo y más bien estaba en espera de algún error o algún providencial pelotazo que pudiera aprovechar para hacer daño. Seguramente Gianni De Biasi, director técnico de la selección de Albania, nacido en Italia y gran conocedor del catenaccio, se hubiera dado por bien servido con el empate sin goles y estuvo a punto de lograr su cometido de no ser por el cabezazo de Griezmann que rompió el empate cuando ya todo apuntaba a una igualada.

Francia controlaba el balón y el ritmo de juego y poco a poco fue apretando cada vez más a una Albania muy bien pertrechada en su zona defensiva. El conjunto galo presionaba y retomaba cada balón perdido con cierta celeridad pero durante los primeros 20 minutos no logró generar ninguna sensación de peligro.

El tiempo transcurría y Francia no podía encontrar resquicios para hacer daño. Albania se había plantado bien, incomodaba a Francia cada vez que pisaban su campo, rompía muchas jugadas y robaba peligrosos balones pero tampoco lograba cuajar contragolpes ya que Sadiku estaba muy aislado en el frente.

Didier Deschamps había dejado a Griezmann y Pogba en la banca pero al igual que contra Rumania, Francia no encontraba la forma de hacer daño y el técnico galo no lo pensó dos veces e hizo ingresar primero a Pogba, en sustitución del extremo izquierdo Anthony Martial al comenzar el segundo tiempo. El cambio pareció surtir efecto ya que Francia tomó mejor tónica por esa banda y comenzó a verse más peligroso pero cuando corría el 52', Memushaj, un mediocampista albanés, estuvo a punto de adelantar a su equipo al cabecear un balón y estrellarlo en el larguero.

Deschamps optó por Griezmann al 68'. Otro cambio hombre por hombre. Francia volvía a la carga, ahora con los dos extremos renovados y ahora sí, Oliver Giroud cabeceó al larguero, mandando un claro aviso a Albania al 69'. Los movimientos ya generaban efectos más visibles y Francia apretaba con más fuerza y, sobre todo, con mejor eficiencia. Al 77', Deschamps mandó Gignac al terreno de juego en sustitución de Goroud con lo que los tres principales hombres del ataque habían sido sustituidos en el mismo partido pero el técnico galo jamás modificó su formación y fueron los propios jugadores los que fueron desentendiéndose poco a poco de las labores defensivas para lanzarse al frente en apoyo a sus compañeros.

Griezmann, pese a su corta estatura, logró romper el empate al 90' con un cabezazo y forzó a Albania a adelantar filas en busca de la igualada pero Francia aprovechó esto para cazarlos en un vertiginoso contragolpe. Paul Pogba tomó el balón a las afueras del área francesa y mandó un larguísimo pase para André Pierre Gignac quien condujo abriéndose hacia la izquierda y quebró de golpe hacia el centro, como tantas veces ha hecho con los Tigres en la Liga MX, una jugada que le encanta al francés, pero se resbaló y para su buena fortuna, justo detrás de él venía a toda velocidad Dimitri Payet quien tomó el esférico, ingresó al área como una tromba y disparó a gol para el 2-0 cuando ya corría el 96'.

No hay comentarios:

Publicar un comentario