miércoles, 29 de junio de 2016

Islandia y su sueño


Hace menos de una década, Islandia se encontraba sumida en una profunda crisis producto de un escándalo que reventó la economía interna del país. En ese entonces, nadie podía imaginarse que la humilde selección de futbol pudiera levantar el vuelo y elevar sus bonos ya que se encontraba fuera del Top 100, tradicionalmente había sido uno de los representativos más débiles de Europa y no parecía tener mucho qué hacer en las eliminatorias continentales, donde compiten varias de las mejores selecciones del mundo y se pelean los puestos de clasificación encarnizadamente.

Sin embargo, poco a poco y con un enorme esfuerzo, Islandia ha logrado escalar posiciones y, por lo pronto, en la Clasificación Mundial FIFA de junio ya aparecía en el puesto número 34, por arriba de Dinamarca, Grecia, Albania, Escocia, Eslovenia, Finlandia y muchos otros. Este crecimiento fue debido principalmente a un enorme esfuerzo que los llevó a conquistar por primera vez en su historia la clasificación a una fase final de la Eurocopa. Durante el proceso eliminatorio, los islandeses lograron derrotar nada más y nada menos que a selecciones de la talla de Holanda, República Checa y Turquía que eran amplias favoritas para obtener el boleto para la EURO 2016.

En la EURO 2016 les tocó competir en el Grupo F, junto con Hungría, Portugal y Austria y conquistaron la clasificación de forma invicta como segundo lugar del grupo por diferencia de goles ya que terminaron empatados en 5 puntos con el líder Hungría y relegaron al tercer puesto a uno de los favoritos, Portugal, quedando eliminada Austria.

Los vikingos obtuvieron sus 5 puntos empatando con Portugal y Hungría a 1 gol por bando y venciendo por 2 tantos contra 1 a Austria.

En los octavos de final les tocó jugar contra Inglaterra que venía de un proceso eliminatorio perfecto. Los ingleses, de la mano de Hodgson, ganaron todos sus partidos eliminatorios y habían despertado las esperanzas de miles de aficionados que desean el regreso de su equipo a los primeros planos pero los islandeses se encargaron, con un marcador de 2 goles contra 1, de devolverlos a la realidad eliminando al equipo de la rosa.

Hoy en día, Islandia se ha situado entre los mejores 8 equipos de Europa y de la mano de Lars Lagerbäck, un veterano técnico que ha reverdecido laureles y ahora se encuentra en el pináculo de su carrera, tratará de hacer historia al enfrentarse a Francia, el equipo local y uno de los principales favoritos para llevarse la copa.

Lagerbäck tomó un pequeño ejército de jugadores que militan principalmente en el exterior y logró conjuntar un equipo capaz de plantarle cara al más pintado. Islandia juega con mucho orden y, sobre todo, con enorme entrega. No hay rotaciones, el once titular es siempre el mismo y los cambios que se llevan a cabo son por necesidades específicas como lesiones o suspensiones. La defensa se planta bien y es ayudada por un segundo muro defensivo formado por los mediocampistas. Usualmente ceden el control del balón al equipo contrario, lo esperan en su propio campo y salen jugando con largos y relampagueantes contragolpes. Practican mucho las jugadas de táctica fija y aunque no tienen una gran variedad, suelen hacerle mucho daño al contrario ya que pelean con mucha fuerza  y son capaces de convertir cualquier centro al área en una jugada de gol. Los tiros libres e incluso los saques de banda suelen convertirse en centros al área y tienen a un buen número de cabeceadores que acostumbran peinar en busca de un compañero que cierre la pinza.

Si bien los jugadores que conforman la Selección de Islandia se encuentran actualmente en equipos pequeños o incluso en divisiones inferiores de ligas extranjeras, han logrado elevar a su equipo a alturas hasta hace poco insospechadas. Para Islandia, el enfrentamiento ante Francia es otra oportunidad de cambiar sus vidas y de catapultarse a la estratósfera rompiendo todos los esquemas con el corazón por delante, cumpliendo retos, superando obstáculos y conquistando un sueño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario