martes, 14 de junio de 2016

México 1-1 Venezuela


En un partido duro, espinoso, con mucho desgaste y realmente poco futbol, México logró rescatar el empate a 1 ante una incómoda Venezuela gracias a un gran gol de Tecatito Corona que salvó al Tri de la derrota en la recta final del partido.

Ambos equipos llegaron al NRG Stadium de Houston, Texas con la clasificación en la mano, por lo que se esperaba que tanto Juan Carlos Osorio como Rafael Dudamel hicieran algunos cambios para no arriesgar ni desgastar de más a algunos jugadores, pero al técnico tricolor se le fue la mano y efectuó 9 modificaciones mientras que la Vinotinto hizo 5 movimientos con respecto al partido anterior.

México salió al terreno de juego con un 4-1-4-1 con José de Jesús Corona en la portería, Diego Reyes y Héctor Moreno en la central, Paul Aguilar y Jorge Torres Nilo en las laterales, Jesús Molina en la contención, Héctor Herrera y Andrés Guardado en la media central, Hirving Lozano y Javier Aquino abiertos por las bandas y Oribe Peralta en el eje del ataque.

Venezuela jugó con un 4-4-2 que sabía replegarse en un doble muro defensivo de 8 personas y dejaba arriba a Del Valle y Santos buscando contragolpear.

El partido fue ríspido desde el inicio en gran parte por la permisividad del árbitro, Yadel Martínez, que si bien sacó una tarjeta amarilla al 4', no volvió a hacerlo hasta la recta final del primer tiempo cuando ya el partido estaba tomando tintes peligrosos y parecía salírsele de las manos.

Como ya es costumbre, la afición hizo una gran entrada y más de 70 mil personas se dieron cita para ver a México y Venezuela definir al mejor del Grupo C. Los aficionados hicieron su propia fiesta y cuando más escaseaba el futbol comenzaban a corear cánticos y a disfrutar haciendo olas.

Cuando corría el 10', un largo centro en tiro libre, provocado por una falta innecesaria, desde el medio campo logró encontrar a Christian Santos en el área y este cabeceó, recentrando, para José Velázquez quien con una espectacular volea, mandó el balón al fondo de las redes para el 0-1 que enmudecía a los miles de aficionados mexicanos que se habían dado cita en el estadio para disfrutar el partido.

México tomó el control del balón y enfiló hacia el frente en busca del empate pero se topó con una dura defensa venezolana que se plantó muy bien atrás, concentró a 8 y en ocasiones a todo su equipo en la zona baja, buscando frenar las embestidas de los mexicanos que intentaban abrir el campo por los extremos sorteando las duras entradas de los defensores venezolanos que no dudaban en meter la pierna fuerte ante la complacencia del árbitro.

Javier Aquino tuvo que abandonar el terreno de juego al 16' y fue sustituido por Jesús Tecatito Corona, quien, a la postre, sería el salvador de México. Corona mostró su habilidad desde el principio y le dio mucha movilidad al ataque mexicano aunque sufrió para encontrar un resquicio que le permitiera llegar a la portería rival o bien mandar un balón a modo para Oribe que vivía una guerra propia en busca de espacios.

La maraña de defensores venezolanos lograba cortar una y otra vez las embestidas de los atacantes mexicanos. Herrera tomó el comando de la media cancha en gran parte porque Guardado no salió fino y erraba demasiados pases. Los intentos por superar a la defensa venezolana se veían frustrados por las excelentes coberturas de los zagueros sudamericanos que mostraron fortaleza y oficio.

El tiempo transcurría y México no encontraba por dónde hacer daño. Osorio mandó a Layún al lateral izquierdo en sustitución de Torres Nilo para la segunda parte y el defensa del Oporto no tardó en mostrar que rinde mucho mejor en esa banda, defendiendo, lanzándose al ataque constantemente y mandando un poderoso disparo que obligó a Dani Hernández, arquero de Venezuela, a emplearse a fondo para rechazar.

México se volcaba sobre la portería venezolana pero no encontraba un resquicio para hacer daño mientras el tiempo seguía transcurriendo. Osorio ya no aguantó más y al 68' mandó a Chicharito al terreno de juego para acompañar a Oribe en el eje del ataque, sacrificando a Molina que había hecho una gran labor en la contención pero que, dadas las características del encuentro, ya no era necesario. Lamentablemente para México y para Osorio, la férrea defensiva venezolana seguía rebotando los embates mexicanos y el reloj seguía su marcha inmisericorde.

No fue sino hasta el 80' que Jesús Tecatito Corona logró colarse en gran forma y esquivando a 5 defensas venezolanos que le salieron al paso para entrar al área y mandar un magnífico disparo que se convertiría en el gol del empate, salvando a México de la derrota y enloqueciendo a miles de aficionados en las gradas. Sin duda un golazo que por sí solo valía el boleto.

México había conseguido el ansiado empate pero no se conformó con eso y buscó más pero la defensa venezolana no permitió más. La igualada permitía a ambos equipos llegar a 7 puntos pero México se posicionaba en el primer lugar gracias a su mejor diferencia de goles y Venezuela tomó el segundo puesto, dejando a Uruguay, con 3 unidades, en el tercer lugar y a Jamaica, sin puntos, en el último. El Grupo C estaba resuelto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario