jueves, 5 de julio de 2012

Corinthians 2-0 Boca Juniors


Corinthians consiguió coronarse campeón de la Copa Libertadores gracias a un triunfo 2-0 en casa sobre el Boca Junior con quien había empatado previamente a 1 en Argentina.

Los brasileños mostraron oficio y supieron secar todos los caminos que intentó transitar el Boca y terminaron imponiéndose 2-0 gracias a dos goles de Emerson en el segundo tiempo.  Así las cosas, el Corinthians logra la corona de forma invicta en la presente Copa Libertadores de América basado principalmente en su defensa.

Ambos equipos intentaron ir al frente pero se toparon con muros defensivos bien plantados y jamás encontraron la profundidad suficiente como para crear peligro. El primer tiempo transcurrió sin grandes jugadas en las áreas aunque sí con algunos episodios de empujones y tarjetazos del árbitro para mantener la calma en el campo de juego.

El primer gol cayó hasta el minuto 63 gracias a un fuerte disparo de Emerson que aprovechó una distracción defensiva para poner al frente al cuadro brasileño.

El Boca intentó responder y se lanzó al frente pero le fue imposible superar a la bien plantada zaga del Corinthians y, cuando al fin lo logró, sus ofensivas terminaron ahogadas con Cassio que se mostró solvente a la hora buena.

Cuando más atacaba el Boca sobrevino otro error que terminó siendo mortal. Rolando Schiavi perdió el balón cruzando el medio campo, cuando su equipo estaba saliendo, y Emerson lo tomó y se enfiló directo a la portería Xeneize para poner el marcador definitivo 2-0 y asegurarle el título a Corinthians.

A partir del segundo gol, el Boca bajó los brazos y los brasileños terminaron dominando ampliamente el partido pero el marcador ya no se movió.

No hay comentarios:

Publicar un comentario