sábado, 7 de julio de 2012

Locuras


Marcelo Bielsa es un entrenador ampliamente reconocido a nivel mundial, muy meticuloso, ansioso y perfeccionista. Se ha ganado a pulso el sobrenombre de "El Loco" gracias a sus muchas excentricidades y manías pero nadie le puede negar sus conocimientos y entrega.

Bielsa desechó muy buenas ofertas al haberse comprometido con el Athletic de Bilbao y se ganó el reconocimiento y cariño de la afición gracias a sus buenas actuaciones en la Europa League que llevaron al Athletic hasta la final de la competencia.

De la mano de Bielsa, el equipo resurgió, se encaramó entre los mejores del continente y peleó también por el título de Campeón de Copa ante el Barcelona. La gente coreaba su nombre y contaba con un respaldo irrestricto pero de un momento a otro, todo ha cambiado.

La directiva del Athletic aprobó ciertas modificaciones para las instalaciones en las que se entrena el primer equipo y Bielsa se involucró muy fuerte en el proyecto. Según comenta el propio técnico argentino, antes de salir de vacaciones, sostuvo aproximadamente 30 horas de juntas con los proyectistas y constructores que se harían cargo de la obra para definir con ellos los alcances y los tiempos para el desarrollo de la misma, asumiendo la responsabilidad.

Durante sus vacaciones, llamó todos los días a los proyectistas y constructores haciendo conferencias telefónicas que, según él mismo, tardaban en promedio 4 horas por día. Según el estratega, quería mantenerse al tanto para evitar cualquier desaguisado. Sin embargo, a su regreso a Bilbao, el domingo pasado, se encontró con que la obra estaba aproximadamente al 50% del avance acordado y, según comentó él mismo en conferencia de prensa, los trabajos habían sido mal ejecutados con la complacencia de los arquitectos encargados.

Fue tal el enfado de Bielsa que fue a buscar al encargado y los reclamos generaron un altercado en el que el técnico agredió verbalmente y empujó al arquitecto. Ante esto y el reconocimiento del propio Bielsa de que la agresión había llegado a las manos y que había corrido a empujones al arquitecto, el Club ha pedido una disculpa pública para la constructora a la que ha criticado duramente Bielsa, acusándola de fraude incluso.

Bielsa no ha vuelto a tener contacto con la plantilla desde el jueves que dio la conferencia de prensa e incluso en algunos medios se planteó la posibilidad de que renunciara ante la postura de la directiva que prefirió apoyar a la constructora.

La opinión de la afición se encuentra dividida ahora. Muchos apoyan la postura de Bielsa y otros le recriminan su actitud ante el Club y la constructora. Las sesiones de entrenamiento han estado dirigidas por dos ayudantes de Bielsa y no se espera que el técnico argentino se presente antes del lunes.

El técnico tuvo una muy tensa reunión con la directiva en Ibaigane y salió de ahí sin hacer declaraciones aunque fuentes del club comentan que continua siendo el técnico del Athletic aunque es innegable que la "crisis de la constructora" han estado cerca de tirar por la borda el ambicioso y atractivo proyecto que Bielsa emprendió con el Athletic.

Para todos es sabido que el actual presidente del Athletic, Urrutia, le debe mucho de su triunfo en las elecciones del club a su apuesta por Bielsa para el banquillo rojiblanco y que de romperse esa relación, el proyecto se les puede venir abajo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario