martes, 10 de julio de 2012

Sigue la telenovela


Marcelo Bielsa continúa en su guerra verbal contra los proyectistas, constructores, albañiles y, aunque usted no lo crea, el club. Si bien, ayer dirigió su primer entrenamiento de la pretemporada y todo parecía indicar que haría las paces con la directiva del Athletic de Bilbao, no tardó mucho para poner en evidencia al presidente del Club, Urrutia, esta vez por vía Facebook.

El técnico pampero se niega a aceptar la versión de la directiva simplemente porque ellos han dicho que falta a la verdad y sigue plantando cara y añadiendo gasolina al fuego. Desde su llegada a Bilbao, Bielsa ha dicho que los proyectistas y constructores se habían comprometido a tener las obras listas para finales del mes pasado y que su retraso es equivalente a un fraude. En su primera rueda de prensa explicó que aún de vacaciones le dedicó muchas horas diarias a las pláticas con los encargados de la obra para que sus detalles e indicaciones fueran cumplidos y, desde ese mismo instante, ha insistido en que no sólo se trata de un retraso en las obras sino también de obras mal hechas a propósito.

La versión de la directiva es que las obras están dentro de los plazos trazados y que, en caso de que la constructora se extienda de más en sus compromisos, el contrato incluye cláusulas de penalización y que, hasta el momento, no ha sido necesario ejecutar penalización alguna.

Es importante mencionar que la constructora a cargo del proyecto y obra es Balzola y que dicha constructora se encuentra inscrita como socia colaboradora de la Fundación Athletic y es una de las más grandes de Bilbao.

Si bien Bielsa reconoció que se propasó al reclamarle al arquitecto que estaba como responsable en el momento en el que el técnico argentino hizo el primer recorrido a su llegada de vacaciones,  este no ha interpuesto reclamación alguna. Así mismo, la constructora tampoco ha respondido públicamente pese a que Bielsa la atacado duramente y de forma pública.

Las relaciones entre Bielsa y la directiva del Athletic han cambiado irremediablemente y todo parece indicar que se están enfilando al despeñadero mientras la afición del equipo se divide entre apoyos y reclamos al estratega originario de Rosario, Argentina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario