martes, 24 de julio de 2012

El futbol olímpico


El futbol es el único deporte con excepciones en los juegos olímpicos ya que la FIFA y el COI acordaron que lo disputen jugadores menores de 23 años y permitiendo a cada equipo ciertos refuerzos únicamente.

Para la FIFA esto es fundamental ya que su competencia principal es el Mundial de Futbol y no quiere que los Juegos Olímpicos le hagan sombra. El futbol forma parte de las olimpíadas desde 1908 y se jugó con deportistas amateurs hasta 1936.

El primer mundial de futbol se jugó en 1930 y esto influyó en los juegos olímpicos a tal grado que, en 1932 el balompié quedó fuera de las competiciones, pero en Alemania 1936 volvió a entrar y Hitler tuvo que tragarse el hecho de que Italia, para variar, se coronara en campos germanos.

En 1948 surgió la prohibición de llevar a profesionales a los juegos olímpicos y, por obvias razones, el bloque soviético cobró protagonismo y comenzó un dominio en el futbol olímpico. En 1964, Italia fue eliminada por incluir en su equipo a profesionales para competir ante los equipos súper reforzados del bloque soviético para quienes no existía el concepto de profesionalismo y metían a todas sus estrellas. Así las cosas, Hungría y la Unión Soviética conseguían medallas como si fueran palomitas de maíz.

De 1952 a 1980, la Europa Oriental se hizo de todos los títulos. Hungría obtuvo 3 y Yugoslavia, URSS, Polonia, Alemania Democrática y Checoslovaquia a uno cada uno. En el 84, el bloque socialista no acudió por el famoso boicot a Los Ángeles que decretó la URSS en respuesta al que habían decretado los norteamericanos 4 años antes cuando las olimpíadas se celebraron en Moscú, pero en 1988, en Seúl, la URSS volvió a obtener el oro olímpico.

Tardó mucho, pero al fin la FIFA entendió que la competencia no podía seguir igual y permitió que los equipos fueran convocando profesionales para nivelar las competencias. Primero comenzó autorizando el uso de profesionales para todos los continentes menos Europa y América del Sur, pero posteriormente autorizó el uso de profesionales Sub23 y 3 refuerzos mayores, lo cual sucede desde Atlanta 1996 creando un híbrido que les permite tener un torneo atractivo en los Juegos Olímpicos sin demeritar los Mundiales de Futbol.

No hay comentarios:

Publicar un comentario