jueves, 5 de abril de 2012

Dos jugadas personales

El Atlético de Madrid fue a Hannover con todas las precauciones posibles y regresó a su tierra con el boleto a semifinales en la mano después de vencer al Hannover 96 por 2-1. Si bien Simeone había dicho que su equipo atacaría con todo sin pensar en defenderse, la realidad es que los Colchoneros salieron bien parapetados atrás e impusieron un muro de 6 defensas que blindó su portería.

El Hannover jugó a su estilo, al contragolpe, con pases largos y buscando verticalmente la portería contraria y la estrategia del Atlético buscaba frenar en seco ese empuje, aunque bien que temblaban con los largos centros y las jugadas a balón parado que siempre han caracterizado a los equipos alemanes y en las que normalmente imponen su físico.

Si bien el Atlético pasó ciertos apuros, se las ingenió para mantener el cero y así se fueron al descanso. En el segundo tiempo, una jugada personal de Adrián puso el marcador 1-0 a favor de los españoles. El gol bien valió el viaje para los aficionados Colchoneros ya que fue un regate con fuerza y pundonor que se llevó a todo aquel que se encontró en su camino, incluyendo al portero y terminó firmando un golazo digno del festejo que armaron en las tribunas.

Diouf anotó el del empate para el Hannover tras recibir el balón en un saque de banda cuando corría el minuto 81, pero Falcao puso cifras definitivas al 87 con un bonito remate que terminó anidándose en las redes.

Así las cosas, el Atlético firmó la sentencia del Hannover y se apunta para disputar la semifinal con el Valencia aprovechando dos bonitas jugadas personales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario