jueves, 5 de abril de 2012

En pie de guerra

Los Guerreros del Santos Laguna terminaron venciendo 6-2 al Toronto FC para acceder a la final de la CONCACHAMPIONS pero contrario a lo que podría pensarse por el marcador final, el partido no fue sencillo.

El técnico canadiense prefirió un planteamiento conservador, replegando a su equipo en busca de nulificar al contrario y responder con contragolpes tratando de arriesgar lo menos posible y aprovechar su ventaja de un gol mientras que Santos apostó por abrir el campo en busca de un resquicio que les permitiera avanzar.

El Toronto fue tomando confianza y cuando corría el minuto 15, Joao Plata contra remató en el área chica lagunera para inaugurar el marcador a favor de su equipo. Este gol cayó como balde de agua fría para Santos quienes se vieron desencajados y perdieron cualquier cantidad de balones ante la presión del equipo visitante que no escatimó esfuerzos para cortar sus avances.

Contra la costumbre, pero forzado por una posible eliminación ante su gente, Benjamín Galindo ordenó un cambio cuando apenas corría el minuto 28 y mandó al campo a Carlos Adrián Morales quien supo aportar para que su equipo recuperara el balón y aunque el Toronto mantuvo la táctica de presionar a los laguneros desde la salida para robar el balón y armar rápidos contragolpes, Santos Laguna es un equipo muy peligroso cuando se adueña del esférico y el Toronto pagaría caro las consecuencias.

El empate cayó a los pocos minutos gracias a un magnífico pase filtrado y, sobre todo, a una gran jugada de Hércules Gómez quien supo aprovechar el espacio y superó al arquero visitante para el 1-1 que volvía las aguas al cauce.

Sin embargo, el Toronto FC no se amilanó y mantuvo la táctica de presión en todo el campo, por lo que al minuto 41 se fue delante de nuevo en el marcador gracias a un gol de Plata.

Esto encendió los focos de alarma en la Comarca y Santos se creció en el momento justo en el que necesitaba motivarse. Antes de finalizar la primera parte, Hércules Gómez volvió a hacerse presente en el marcador y puso los cartones 2-2.

Santos requería de un gol para superar a Toronto en el marcador global, por lo que Galindo habló fuerte en el entretiempo y mandó toda la carne al asador para la segunda parte que comenzó caliente, con los Guerreros lanzados al frente y el Toronto presionando y respondiendo a contragolpes, todo esto, con un ritmo vertiginoso que mantuvo a los poco más de 25 mil aficionados laguneros al filo de la butaca.

En una de estas incursiones de los Guerreros de la Comarca, Christian Suárez fue derribado en el área y el árbitro no dudó en marcar la pena máxima. Juan Pablo Rodríguez convirtió el penal en gol y puso el ansiado 3-2 en el partido y 4-3 en el global.

Juan Pablo Rodríguez volvió a anotar al minuto 61 gracias a otro penal y Santos lejos de darse por satisfecho, se ensañó con el rival. Oribe Peralta anotó el 5-2 al 66 y Santos por fin le bajó un poco al ritmo, pero de cualquier forma Ludueña todavía se dio tiempo para anotar con un tiro bombeado el lapidario 6-2 que puso punto final al partido y selló el avance lagunero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario