miércoles, 4 de abril de 2012

Abriendo espacios

Dada la amplitud del primer partido, el Real Madrid bien pudo haberse relajado y tomar el partido con más calma. Sin embargo, prefirió hacer buenos los pronósticos y simplemente le pasó por encima al APOEL de Nicosia, terminando con el sueño de los chipriotas.

Los merengues no tuvieron piedad y terminaron venciendo al APOEL por 5-2 en el Santiago Bernabéu con un primer tiempo más equilibrado que el segundo en el que aflojó un poco y terminó por ser una pachanga de goles. El marcador global fue de 8-2 a favor del Real Madrid que ahora tendrá que pensar en el Bayern de Múnich un equipo muy distinto, con mucho más oficio y sobre todo, contundencia.

Los Merengues se fueron al frente al minuto 26 por conducto de Cristiano Ronaldo y el 2-0 lo anotó Kaká al 37 pero en el segundo tiempo, los blancos aflojaron el paso y permitieron que el APOEL se acercara al 67 por conducto de Manduca que puso 2-1 el marcador.

Antes de que se fraguara algo peor, los madrileños volvieron a apretar, Cristiano anotó su segundo gol de la noche al 75 y al 80, José Callejón puso el marcador 4-1.

Cuando corría el minuto 82, Solari, del APOEL, anotó el 4-2 de penal y Di María puso cifras definitivas al minuto 84.

La UEFA determinó que el jugador del partido fue Ricardo Kaká. El Real Madrid se apunta para el duelo ante el Bayern y el APOEL de cualquier forma celebra su histórica participación en la Champions.

No hay comentarios:

Publicar un comentario