lunes, 2 de abril de 2012

Ampliando distancias

El Manchester United es una máquina y no podía desaprovechar la oportunidad de ampliar su ventaja con respecto al Manchester City en la Liga Premier inglesa al vencer 2-0 en su visita al Blackburn.

El Manchester United no encontró muchos huecos en el primer tiempo ya que el Blackburn se cerró en la defensa. Salvo una buena jugada en la que el Chicharito estrelló el balón en el poste, no hubo más para contar. La posesión del balón fue predominantemente de los Diablos Rojos, pero no podían crear peligro.

El segundo tiempo arrancó de manera similar pero con mayor insistencia del equipo visitante que poco a poco fue copando las salidas del Blackburn y obligándolos a salir con pelotazos que eran fácilmente cortados por la defensiva visitante.

El Manchester United atacaba y dominaba pero no creaba peligro, por lo que Sir Alex Ferguson ajustó a su equipo y movió a sus jugadores en busca de alternativas y variantes al ataque, pero aún así, faltaba profundidad en las ofensivas de los Diablos Rojos.

Cuando corría el minuto 80, el Tren Valencia tomó el balón por la banda y en lugar de centrar se decidió a lanzar un fogonazo que entró por el único rincón posible a la portería del Blackburn para darle la ventaja al Manchester que, a partir de ahí, tomó confianza y no dudó en seguir buscando un gol que le asegurara el partido, cosa que sucedió al '84 cuando Ashley Young tomó un balón por el centro y mandó otro fogonazo que se convirtió en gol.

De esa forma, con dos golazos, el Manchester United logró abrir el ostión y resolvió un duro y complicado partido, un 2-0 sobre el Blackburn que le permite ganar distancia sobre su más cercano perseguidor, el Manchester City.

No hay comentarios:

Publicar un comentario