martes, 3 de abril de 2012

Avance azulgrana

El Barcelona venció 3-1 al AC Milán en el Camp Nou con dos penales a favor anotados por Messi en un partido cuyo punto de inflexión fue precisamente una decisión arbitral favorable a los azulgrana.

Como es su costumbre, Guardiola puso énfasis en lo que podría lograr su equipo más que en limitar al contrario y plantó una formación muy agresiva que por momentos se paraba como un 3-4-3 aunque también podía replegarse al 5-2-3 o, incluso, al 5-4-1. La media cancha fue integrada por Busquets, Iniesta, Xavi y Cesc quienes supieron aliarse con Messi, Alves y Cuenca para taladrar a la bien parada defensiva rossoneri.

La idea de Guardiola era abrir el campo y forzar a los italianos a cubrir por las bandas en lugar de juntar a laterales y centrales para evitar el doble escudo que tan bien saben plantar. La incorporación continua de los mediocampistas complicaba de sobremanera la vida para la defensiva milanesa, pero ni aún así lograron taladrar con jugadas a los oficiosos defensas italianos.

El primer gol cayó a los 11 minutos, lo anotó Messi al cobrar una penal marcado por una falta de Antonini.  El Milán logró el empate al minuto 32 por conducto de Nocerino, pero Messi volvió a anotar de penal al minuto 41 para el 2-1.

Si bien el Barcelona dominaba e insistía con fiereza recuperando el balón para atacar de nuevo, el oficio italiano se había impuesto hasta entonces y el penal fue el punto de inflexión en el partido. Messi no desaprovechó la oportunidad y anotó su segundo gol a balón parado de la noche.

Cuando corría el minuto 53, Abbiati rechazó un disparo de Messi y el rebote le cayó a Iniesta quien puso cifras definitivas de 3-1.

El Milán ya no tuvo argumentos para mantenerse en la pelea y terminó inclinándose ante el Barcelona que consigue de nuevo arribar a semifinales haciendo válidas las apuestas que lo apuntaban como favorito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario