jueves, 29 de marzo de 2012

Buscando la final

Los Rayados del Monterrey afrontaron la semifinal de la CONCACHAMPIONS con toda seriedad y después de vencer a Pumas 3-0 en el Estadio Tecnológico han dejado en claro que buscan llegar a la final.

Los Pumas plantaron un equipo mezclado entre titulares, suplentes e incorporaciones, pero la base era la misma que diputa semana a semana el torneo mexicano y aún así, poco pudieron hacer frente a un cuadro regiomontano que se volvió a engrandecer en un partido importante.

Si bien Pumas salió con el empuje de siempre, presionando al equipo local y jugando fuerte, no tuvo los argumentos para responderle a un bien plantado y oficioso Monterrey que los fue demoliendo poco a poco. Los regios fueron desgastando a los universitarios hasta que tuvieron la oportunidad y clavaron el primer gol, dejando patente su superioridad. La oportunidad llegó muy temprano en el partido ya que al minuto 7 la defensiva universitaria cometió su primer error al hacer una falta sobre De Nigris en los linderos del área. Suazo cobró la falta con un bonito y preciso pase a Morales que cabeceó para anotar el primer gol y romper el cerrojo planteado por Memo Vázquez.

A partid de ahí, los regios se dedicaron a buscar una nueva ocasión sin desesperarse, bajando el ritmo por momentos y revolucionándose apenas recuperaban el balón. Los juveniles Pumas buscaban presionar y adelantar sus filas pero el oficio mostrado por el Monterrey terminó por superarlos.

Pikolín salvó a su equipo de irse con más goles antes de terminar la primera mitad, pero se veía que era cuestión de tiempo para que los regios ampliaran su ventaja ya que cada avance se tornaba peligroso. Al regresar del medio tiempo, los Rayados ejercieron más presión sobre el cuadro universitario, buscando finiquitar el partido cuanto antes.

Cuando corría el minuto 59, Suazo volvió a conectar con De Nigris para que este anotara el segundo gol y ampliara la ventaja regia, lo cual obligó a Pumas a lanzarse al frente en busca de descontar en el marcador pero sus embates no tuvieron suerte.

Aprovechando los espacios abiertos, Suazo volvió a servir sobre De Nigris, pero ahora fue un pase filtrado por el centro que el delantero regio controló con elegancia y se acomodó ligeramente a su izquierda para luego lanzar un fuerte y colocado disparo que dejó sin oportunidad a quien sin duda fue el mejor hombre de Pumas en el campo, Pikolín Palacios.

Con el 3-0 a cuestas, los Pumas intentaron buscar un gol que les diera aliento pero fue imposible ante un bien plantado y oficioso Monterrey que poco a poco se va reencontrando con su futbol de toque que tantos triunfos le dio en el pasado reciente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario