miércoles, 14 de marzo de 2012

Cumpliendo

El Real Madrid venció 4-1 al CSKA sin esforzarse mucho, llevando las cosas con cierta calma y cumpliendo. Ya Mourinho había declarado que evitaría cualquier exceso de confianza y lo cumplió. El Madrid salió al campo tratando de evitar cualquier desaguisado, dándole toda la importancia a un CSKA que para muchos no tenía con qué amenazarlos.

La defensa merengue se mostró atenta, bien plantada y mantuvo al equipo en el partido. Sobre todo en el inicio en el que los rusos mostraron ganas de ir al frente y probaron suerte, pero al minuto 26 Higuaín lanzó el primer fogonazo y anotó el 1-0.

A partir del gol del argentino, el Madrid cambió, se olvidó un poco de defenderse y se ocupó más en atacar. Aparecieron Kaká y Özil y comenzaron a comandar mejor el medio campo, aprovechando las incorporaciones de los defensas y los movimientos de los delanteros. De cualquier forma, el CSKA supo mantener el 1-0 todo el primer tiempo y logró irse así al descanso, pero el gusto no le duraría mucho ya que en el minuto 55, Cristiano Ronaldo se encargó del 2-0 y Benzema mató con el 3-1.

El CSKA quiso reaccionar al anotar el 4-1 al minuto 77 pero el Madrid ya era inalcanzable y remachó en el tiempo de compensación por conducto de Cristiano para el 4-1 final. Si bien el juego madrileño no fue vistoso, el equipo mostró su oficio y buen entendimiento. Los merengues supieron hacer su partido y meter a la congeladora cualquier intento de rebelión moscovita.

No hay comentarios:

Publicar un comentario