martes, 27 de marzo de 2012

Relevos de lujo

Como era de esperarse dada la importancia del partido, Mourinho decidió amarrar a su equipo y utilizó una defensa llena de fuerza con Arbeola, Pepe, Sergio Ramos y Coentrao y una media igual de física con Sahin y Khedira donde la creatividad recaía en Özil, dejando adelante a Cristiano, Benzema e Higuaín que lucharon durante 60 sordos minutos. Durante todo ese tiempo, el APOEL se mantuvo en la pelea y el partido se trabó con un empate a ceros.

Sahin es una joven promesa que se ha tardado mucho en madurar con el Madrid y aún se nota falto de confianza para convertirse en el eje del medio campo que requieren los merengues. Comenzó frío y fue mejorando poco a poco en el primer tiempo pero desapareció por completo en el segundo.

Si el Madrid pecó de cuidadoso, el APOEL no dudó en recular y meter a toda su gente en su propio campo, con lo que el partido se trabó y los espacios se cerraron. Özil no tenía por donde moverse en el centro del campo, el Madrid buscó abrir las bandas con Benzema y Ronaldo pero los blancos no tenían vocación ofensiva y las llegadas fueron pocas.

Este Madrid de lucha física y deslucida se cansó de corretear a un equipo que poco o nada podía hacer ante el gigante.  Si bien el Real Madrid dominaba las acciones, creó pocas jugadas de verdadero peligro y, salvo una muy clara que inexplicablemente dejó ir Benzema, la productividad del equipo albo era realmente frustrante.

Tardó un poco más de una hora en darse cuenta Mourinho que necesitaba arriesgar más y crear futbol. Al minuto 64 le dio la vuelta al planteamiento táctico y de paso al partido. Entraron Kaká y Marcelo. Los brasileños entraron al campo y de inmediato mostraron sus cualidades ofensivas. Al minuto 74, Benzema anotó gracias a un centro de Kaká, al 82 fue Kaká quien anotó gracias a una maravillosa colada de Marcelo y al minuto 90 cerró la cuenta Benzema gracias a un gran pase de Özil.

El otro Madrid, el que busca crear futbol, logró en menos de 30 minutos lo que los atletas que se rifan, corren y pegan no pudieron hacer en más de una hora. La claridad y profundidad que aportó Marcelo por el corredor izquierdo fue notoria y la creatividad y asociación de Kaká con los delanteros también. Tanto Cristiano como Benzema y Özil salieron muy beneficiados del ingreso de los "suplentes" quienes desde la banca impulsaron el futbol que se requería ante un rival que simplemente no atacaba.

Sin duda la evolución madrileña no hubiera sido posible sin las aportaciones de Marcelo y Kaká que le dieron otra dimensión al juego merengue y transformaron a 11 atletas en 1 equipo de futbol. Así, el Real Madrid prácticamente sentencia la eliminatoria al vencer 3-0 al APOEL en su visita a Chipre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario