martes, 6 de marzo de 2012

Recuperando la autoestima

El Benfica venía de perder 3-2 en la ida pero lo que más le debió de haber dolido fue la derrota del fin de semana ante el Oporto que, de paso, les arrebató el liderado de la Liga portuguesa, por lo que este partido era de vital importancia tanto por su supervivencia como por su propia autoestima y la de sus fanáticos.

Si bien el partido inició con ritmo semilento y ambos equipos parecían estarse estudiando, a partir del minuto 15, el Benfica entró en calor y comenzó a asediar a los rusos, controlando las acciones aunque sin la profundidad suficiente como para generar grandes llegadas de peligro.

Los rusos optaron por pararse bien atrás, copar todas las entradas impidiendo el tránsito del equipo contrario y rompiendo el ritmo del partido bajo cualquier pretexto. El Zenit resultó ser un equipo duro, con férrea defensiva y mucho oficio que si bien renunció en mucho al ataque, supo plantarse para complicarle el partido a los portugueses.

El partido fue complicado en extremo para el Benfica que logró abrir el marcador cuando ya había terminado el tiempo corrido de la primera mitad y se encontraban en los minutos añadidos por el árbitro gracias a una jugada de tacón que habilitó a Maxi Pereira para sorpresa de los defensas del Zenit.

El partido cambió radicalmente en la segunda parte ya que el Zenit quedaba fuera con el 1-0, por lo que se lanzó al frente en busca de un gol que le diera vida pero el Benfica supo responder y aplacar los ánimos exaltados para meter poco a poco en cintura a los rusos y, cuando ya corría el tiempo de reposición de la segunda parte, finiquitarlos con un gol de Nelson Oliveira en un mortal contragolpe.

Ahora el Benfica ha recuperado algo de su autoestima y con la moral en alto deberá volver a la lucha en el campeonato local en busca de recuperar el liderato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario