jueves, 29 de marzo de 2012

Ligera ventaja

El Atlético de Madrid se fajó a fondo para obtener una ligera ventaja ante el Hannover al que venció 2-1 gracias a un golazo de Salvio en los minutos finales del partido.

Todo parecía marchar bien para el Atlético que salió al campo bien concentrado y mirando al frente. Se fue adelante al minuto 9 con gol de Falcao que cabeceó un centro hecho por Gabi en tiro libre, pero lamentablemente volvió muy pronto a las andadas y, en lugar de machacar al rival, se concentró en los contragolpes.

La táctica no funciona bien contra equipos alemanes que suelen ser muy verticales y lanzar centros al área en lugar de controlar el balón y hacer jugadas por el piso. Así las cosas, a ninguno de los dos equipos les interesaba de más la posesión del balón y preferían hacer jugadas rápidas en lugar de controlar el juego.

El Hannover es un equipo que practica un juego rudimentario. Con una defensa sólida y fuerte y que en todo momento parece agazapado esperando un contragolpe. Cuando tiene el balón, busca con toda verticalidad el arco contrario y no duda en lanzar la artillería para alcanzar la portería en unos cuantos toques.

El Atlético se topó con el muro germano en la defensa y no encontró argumentos para superarlo. Si bien sus delanteros tienen gran velocidad y pueden hacer maravillas con cualquier pase filtrado, es difícil encontrar jugadas a modo con una defensa bien atrincherada y que sabe escalonarse.

El empate cayó al minuto 38 por conducto de Diouf que simplemente empujó al fondo de la red un pase de Stindl.

Cuando ya todos daban por sentado el empate y corrían los minutos finales, Salvio anotó un golazo que valió el partido y que dio el triunfo al Atlético que sufrió en demasía con el rudimentario orden establecido por el Hannover.

No hay comentarios:

Publicar un comentario