miércoles, 28 de marzo de 2012

Miércoles de Champions

Marsella vs Bayern de Múnich. El Olympique de Marsella tiene serios problemas en la Ligue 1 francesa donde no anda nada bien, por lo que sus jugadores y cuerpo técnico piden olvidar todo lo acontecido y concentrarse en el partido de hoy ante un gigante alemán que ha demostrado que, cuando las circunstancias se lo permiten y está bien motivado, puede ser demoledor.

El Olympique no llegaba a estas instancias desde 1993, pero su verdadera preocupación es que el último triunfo registrado en sus alforjas fue ante el Inter de Milán en febrero en los octavos de final de la Champions. A partir de ahí, no ha logrado obtener ni una victoria en el campeonato francés y acaba de ser eliminado por el US Quevilly de la tercera división de su país.

Los malos resultados obtenidos hasta el momento han hecho estallar la frustración de la afición marsellesa, por lo que Mathieu Valvuena ha solicitado el apoyo del público a nombre de todo el equipo.

El Bayern ha demostrado que puede ser una máquina demoledora cuando se le dan las cosas pero también ha puesto sobre el tapete serias carencias cuando el equipo de enfrente les juega de tú a tú y les impide lanzar los peligrosos centros al área donde Mario Gómez y compañía suelen ser implacables.

Los alemanes son amplios favoritos por sus armas ofensivas. Su físico es imponente y si les dejan aproximarse al área y centrar, el resultado puede ser lamentable para el Marsella. Es indudable que las estrellas del conjunto alemán pueden aportar mucho e inclinar la balanza en cualquier momento, pero después de la derrota en Suiza ante el Basilea salieron algunas versiones que apuntaban a que el vestidor tiene ciertos problemas entre los pesos pesados e incluso el presidente del conjunto teutó, Rummenige tuvo que apelar al honor y recordarles a los jugadores que la gran final de la Champions se jugará en su estadio para que estos reaccionaran y terminaran goleando a los suizos al recibirlos en Munich.

La táctica del Bayern es tan simple como clásica para un equipo alemán. Corren mucho y presionan muy fuerte. Buscan tener el balón y abrir el campo a los costados para, desde ahí, bombardear el área enemiga con centros para aprovechar la estatura y capacidad goleadora de sus delanteros.

Si el Olympique les deja jugar va a estar en serios aprietos a la hora de querer controlar a los peligrosos delanteros alemanes, pero si los franceses son capaces de aprovechar los espacios abiertos, podrán hacer mucho daño.

AC Milán vs FC Barcelona. Definitivamente un clásico que vale la pena presenciar. El Milán obtuvo un meritorio empate en su visita al Camp Nou en la primera ronda pero luego terminó perdiendo cuando ambos se enfrentaron en San Siro.

Son dos equipos grandes que se conocen a la perfección. Es inevitable recordar la goliza que le propinaron los italianos al Dream Team de Cruyff en los 90's, pero estos son otros tiempos y el equipo dominante en este momento es el Barcelona.

Ibrahimovic ha vuelto a ser el temido y peligroso delantero que siempre ha sido y sabe que para vencer a un equipo poderoso como el Barcelona hay que hacer un partido perfecto. Piqué, defensa azulgrana que muy probablemente tendrá que verse las caras con Ibra en el partido, ha comentado que conocen muy bien al Milán en lo general y al delantero sueco en lo particular por lo que serán cautos y deberán estar muy bien concentrados para no permitir que tenga espacios.

Si algo ha caracterizado a esta edición del Barcelona es su capacidad para sacar lo mejor de sí en los momentos cruciales. Es un equipo que parece gozar los partidos importantes y que gusta de lucirse en las ocasiones especiales.

El Milán encabeza la Serie A italiana y aventaja al Juventus en la carrera por el Scudetto, mientras el Barcelona es segundo lugar en la Liga BBVA, a 6 puntos del Real Madrid. Los culés tienen 69 puntos en 29 partidos disputados, para un 79.3% de efectividad mientras el conjunto rossonero tiene 63 puntos en 29 partidos disputados para un 72.4% de efectividad.

Sin duda un choque de titanes que atraviesan por un gran momento. Un partido de futbol que nadie debe perderse.

No hay comentarios:

Publicar un comentario