miércoles, 14 de marzo de 2012

Trágico final

El Inter de Milán es sin duda un equipo grande. Comenzó el torneo italiano muy mal e incluso estuvo muy cerca de los puestos de descenso, pero de alguna forma se las ingenió para mantenerse con vida en la Champions y, desde la llegada al banco de Ranieri se había estado levantando hasta que hace unas pocas semanas volvieron los tropezones y hoy, de nueva cuenta se encuentra fuera de los puestos de ligas europeas en la competición local y ahora está eliminado de la Champions, toda una tragedia para los italianos.

El partido comenzó con un Marsella bien plantado que supo contener los ataques del Inter y responder con rápidas e interesantes triangulaciones que pusieron en aprietos a los defensores del Inter que, sin embargo, supieron acomodarse y defendieron bien su puerta. El Inter respondió con fuerza y profundidad comandado por Sneijder pero el portero del Marsella supo resolver con prestancia y agilidad cuanto le enviaban a puerta.

La presión del Inter hizo que el Marsella fuera perdiendo la posesión de la pelota y permitió que los italianos tomaran el control del partido mostrando su oficio y capacidad. El Inter se fue adueñando del encuentro y el Marsella cada vez más recurrió a balonazos para evitar el peligro en su área y tomar oxígeno. Esto permitió que Milito anotara el 1-0 cuando corría el minuto 75.

El Marsella respondió replegándose aún más en su defensa y atrincherándose en la retaguardia en busca de un rompimiento que les diera el tiempo suficiente para el alargue. Todo indicaba que el Marsella aceptaba el mejor estado del Inter y que firmaba el empate pero llegó una jugada por demás fortuita que cambió todo y enfiló la tragedia.

Ya en tiempo de reposición, Brandao controló el balón con la espalda en medio de dos defensas y anotó un improbable e increíble gol que dio el empate para el Marsella y eliminó toda posibilidad de tiempo extra. El Inter respondió casi de inmediato y anotó el 2-1 en el minuto 94 por vía de un penal pero ya no hubo tiempo para más y los franceses se salieron con la suya. El Marsella hizo el milagro en el Giuseppe Meazza y, aunque perdió 2-1, eliminó al Inter de Ranieri.

No hay comentarios:

Publicar un comentario