miércoles, 14 de marzo de 2012

Recuperando el estilo

El Chelsea es otro equipo que se ha encontrado a sí mismo y con su puro y clásico estilo recuperó el espíritu y avanzó valientemente. El Chelsea jugó como sabe hacerlo, verticalmente, moliendo al Nápoles que simplemente fue superado por los ingleses.

El Chelsea supo atacar incluso cuando defendía. Se saltó en todo momento a la media cancha y atacó con la verticalidad y vértigo que le han caracterizado siempre. Drogba, que había sido castigado muchas veces por Villas-Boas, fue rehabilitado por Di Matteo y rápidamente le dio la razón al entrenador. Anotó el primer gol al minuto 28 y marcó el camino para el Chelsea que tomó confianza y Terry anotó el 2-0 al minuto 47.

Con ese marcador, ya habían igualado a 3 la eliminatoria y obligaban al Nápoles a anotar ya que los ingleses habían conseguido un gol de visitantes, por lo que de permanecer así el marcador, pasaría el Chelsea. La respuesta del Nápoles fue mediante contragolpes. Peligrosos contragolpes que supieron cuajar y el minuto 55 Inler puso el 2-1 que devolvía la vida a los napolitanos, pero no les duró mucho el gusto ya que al minuto 75 Lampard ejecutó un penal y puso el 3-1 que volvía a igualar los cartones del marcador global y mandaba el partido a tiempos extra.

En la prórroga, el Chelsea insistió en lo que mejor sabe hacer hasta que en el minuto 105 Ivanovic logró definir el partido a favor del Chelsea que terminó venciendo al Nápoles 4-1 y llevándose la eliminatoria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario