sábado, 24 de marzo de 2012

En ruta

El once preolímpico ha dado un importante primer paso que le pone en la ruta correcta con miras a cumplir su objetivo primordial que es calificar para los juegos olímpicos de Londres. Si bien el nerviosismo inicial es indudable y la sede del partido trajo malos recuerdos, el once tricolor supo sortearlo y con una andanada de goles se fue relajando.

Trinidad y Tobago salió con un esquema defensivo y permitió que México a asentara en el campo desde el inicio. Los tricolores, que hoy salieron de negro, buscaron afanosamente un gol que les diera tranquilidad pero cayeron en cierta desesperación al ver que no se les daba tan fácilmente.

Alan Pulido anotó el primer gol al empujar un balón que el portero trinitario no pudo detener y que había sido peinado por un mexicano en una jugada a balón parado. Así, en táctica fija, México logró romper el empate a ceros e irse al frente en el marcador.

El gol dio confianza a México que comenzó a desbordar por las bandas, dando profundidad a sus ataques. Unos minutos más tarde, en una bonita jugada protagonizada por Miguel Ponce y Marco Fabián, cayó el 2-0.

Ya en la segunda parte, cuando corría el minuto 58, Diego Reyes anotó el tercer gol de México y los trinitarios bajaron las manos para que los tricolores se dieran un festín. Al 68, Marco Fabián anotó el 4-0, al 75 Israel Jiménez el 5-0 y al 84 cayó el 6-0. El partido se había convertido en una cáscara, con los mexicanos haciendo lo que querían ante un cuadro trinitario que simplemente bajó las manos.

Cuando corría el minuto 88, Trinidad y Tobago aprovechó la falta de concentración de la defensa central mexicana que dejó correr un balón y Kevin Molino anotó el único gol de los caribeños.

El marcador final lo puso Javier Cortés cuando corría el minuto 90. México 7, Trinidad y Tobago 1. Con este marcador, el Tri toma el liderato del Grupo B. Esperemos que la goleada no relaje de más al equipo y no caigan en excesos de confianza para su siguiente compromiso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario