sábado, 3 de marzo de 2012

A piedra y lodo

Nadie puede negar que Javier Clemente es un técnico experimentado, todo un viejo lobo de mar. En esta ocasión apostó a poner el camión atrás para impedir una derrota ante el Barcelona pero la estrategia falló aunque bien pudo haberle salido.

El Sporting de Gijón se parapetó con todo atrás, replegó sus líneas y le cedió toda iniciativa al Barça que sufrió en serio para descifrar el acertijo planteado y romper el cerrojo impuesto.

Iniesta abrió el marcador al minuto 41 del primer tiempo cuando ya todos pensaban que el Sporting se saldría con la suya y se iría al descanso con el empate. Barral logró el 1-1 al inicio del segundo tiempo, con lo que el Sporting se volvió a echar atrás pero no contaban con la habilidad de Keita que puso el 2-1 y dejó la mesa puesta para el remache de Xavi cuando corrían los últimos minutos del partido.

El duelo representó todo un crucigrama para los Culés que tuvieron que batallar en serio para encontrar espacios y hacer su juego ya que la defensiva del Sporting fue muy inteligente al plantear un doble muro que entorpecía cualquier intento de llegar con peligro al área.

El arbitraje fue muy cuestionado tanto por una expulsión a Piqué como por no haber marcado dos penales a favor del Barça. Si bien Piqué era el último hombre y cometió una falta, los Culés reclaman que el delantero del Sporting no tenía el balón bien controlado y se han dejado ir fuerte contra el colegiado.

Con este resultado, aunque un tanto sufrido, el Barça mantiene el asedio sobre el Real Madrid y se acerca momentáneamente a 7 puntos en espera de lo que suceda con el equipo merengue en su partido de mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario