sábado, 3 de marzo de 2012

Táctica fija

Los Rayados de Monterrey fueron a visitar el Estadio Azul y plantearon un buen partido pero fueron víctimas de su desorganización y terminaron cayendo por su mala marcación en jugadas a balón parado.

Los regios se fueron al frente al minuto 19 gracias a una jugada personal del Chelito Delgado, que sirvió perfecto para Aldo de Nigris quien anotó con un toque dentro del área chica.

Sin embargo, 5 minutos más tarde, Maranhao entró al área con balón controlado y fue derribado por Ricardo Osorio por lo que el árbitro decretó la pena máxima y Christian Giménez se encargó de anotar el gol del empate en el partido.

El primer tiempo terminó con dos equipos parejos que luchaban intensamente y no se veía que la balanza pudiera inclinarse para algún lado. Los Cementeros se encontraron con una sucesión de tiros de esquina al inicio del segundo tiempo y al minuto 54 en uno de tantos intentos a balón parado, Maranhao encontró por fin a un compañero, Jair Pereira, quien cabeceó desviado pero que, para su buena fortuna, encontró en el camino a Giménez que empujó el balón al fondo del arco para el 2-1.

Algunos minutos más tarde, otro centro de Maranhao a balón parado encontró a Omar Bravo que por fin anotó un gol para la Máquina que ya estaba entonces 3-1 arriba.

Hasta entonces Vucetich se decidió a meter a Reyna y Suazo que habían estado viendo el partido desde la banca y fueron precisamente ellos los protagonistas del segundo gol Rayado. Primero Reyna lanzó un largo y preciso pase a Suazo y este le pegó como venía. Aunque el disparo fue desviado, fue justo lo que necesitaban ambos para tomar confianza y muy pronto comenzaron a dar lata a la defensiva celeste.

Suazo anotó el segundo gol luego de que un defensa cementero desvió con la espalda un disparo que terminó anidándose en las redes.

Unos minutos más tarde, Aquino mandó un magnífico pase para Bravo que remató con potencia pero el portero desvió y fue Villa quien aprovechó el rechace para anotar el cuarto gol de la Máquina.

Al final del partido, en tiempo de reposición, Basanta dejó cifras definitivas luego de un excelente remate a un tiro de esquina.

El 4-3 final a favor del Cruz Azul refleja lo ocurrido en el terreno de juego y como en todo partido con 7 goles, también refleja los problemas defensivos por los que atravesaron ambos equipos. De cualquier forma, no hay duda de que los regios tendrán que trabajar en las coberturas de táctica fija para evitar más desaguisados.

No hay comentarios:

Publicar un comentario